jueves, agosto 10, 2006

Scotland Yard dice que la trama tenía 'dimensiones globales'

Terra Actualidad Nacional

La Policía británica dijo hoy que el plan terrorista abortado en el Reino Unido para hacer estallar aviones en pleno vuelo tenía 'dimensiones globales'.

En una rueda de prensa, el jefe de la unidad antiterrorista de Scotland Yard, el subcomisario adjunto Peter Clarke, explicó que las detenciones de hoy son resultado de una operación de varios meses en la que han colaborado autoridades británicas e internacionales.

El número de vuelos que podrían haber sido afectados por la conspiración y su destino concreto continúan 'siendo objeto de investigación'.

La Policía detuvo esta madrugada en Londres y Birmingham (centro de Inglaterra) a 21 personas, posiblemente nacionales británicos, en relación a una trama para hacer explotar en el aire varios aviones, supuestamente con dirección a Estados Unidos.

Todos los sospechosos, que permanecen bajo custodia en comisarías de la capital, fueron detenidos por presunta comisión, preparación o instigación de actos terroristas en virtud de la ley antiterrorista del 2000.

En este momento, los detenidos están siendo interrogados mientras continúan los registros en varios domicilios, precisó Clarke.

Los arrestos han sido la culminación de 'la primera fase' de una pesquisa que podría durar meses, indicó el subcomisario adjunto.

Durante esta investigación ha habido operaciones de vigilancia 'sin precedentes' en este país, en las que se han controlado las 'reuniones, movimientos, viajes, gastos y aspiraciones de un gran número de personas'.

La pesquisa llegó anoche a un 'punto crítico' y las autoridades decidieron actuar sobre la información que tenían, informó el jefe de la brigada antiterrorista.

Clarke confirmó que los conspiradores planeaban introducir en 'vuelos transatlánticos de pasajeros' a través del equipaje de mano artefactos explosivos que habrían sido fabricados en el Reino Unido.

La cadena pública británica BBC ha afirmado, citando fuentes policiales, que se trataría de compuestos químicos que se habrían hecho estallar simultánea o progresivamente en unos 10 aviones con rumbo a EEUU.

En la rueda de prensa, el jefe de la brigada antiterrorista de Scotland Yard dijo que la investigación entrará ahora en una nueva fase, que conducirá 'adonde lleven las pruebas'.

Como consecuencia de la operación policial, la mayoría de los aeropuertos británicos han tenido que retrasar o cancelar vuelos y han aumentado los controles de seguridad, mientras que Heathrow, el mayor aeródromo del país, ha suspendido la entrada de vuelos.

El Reino Unido ha elevado a 'crítico' su nivel de alerta por amenaza terrorista, lo que significa que un ataque puede ser inminente.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?